Un desequilibrio en el STEM

Andres Rodriguez

El campo STEM es un campo muy necesario, pero lleno de desigualdades. A menudo, cuando las personas piensan en este campo, solo piensan en los hombres blancos heterosexuales que constituyen la mayoría del campo. Erin Cech, profesora asociada de los departamentos de sociología e ingeniería mecánica de University of Michigan, dio una conferencia sobre las desigualdades del campo STEM por Zoom y en el campus de Weber State University Davis el 24 de enero.

The Professional Devaluation Scale showcases the rate at which different disadvantaged groups are devalued, or harrassed, in professional workplaces.
The Professional Devaluation Scale showcases the rate at which different disadvantaged groups are devalued, or harrassed, in professional workplaces. Photo credit: Lexie Andrew

Cech explicó que la desigualdad no solo se basa en el género o la raza, sino que la clase y el estatus social también son factores. Sin embargo, la conferencia de Cech se centró principalmente en el género y la raza.

“Las mujeres, las personas de color y las personas identificadas como LGBTQ están subrepresentadas en STEM, lo que significa que hay una representación más baja en STEM que en la población general de EE. UU., pero también están sistemáticamente en desventaja en los campos de la ciencia y la ingeniería”, dijo Cech.

Debido a que estos grupos de personas están subrepresentados en STEM, puede generar desigualdades y acoso en el lugar de trabajo.

Cech explicó que las personas de color informaron haber sido acosadas en el lugar de trabajo, junto con la desigualdad de las brechas salariales de género.

“Por cada dólar que ganan los hombres en STEM, las mujeres solo ganan alrededor de 86 centavos, incluso si tienen el mismo nivel de educación y capacitación”, dijo Cech.

La subrepresentación puede hacer retroceder a estos grupos cuando buscan trabajos en STEM, lo que significa que es posible que tengan que trabajar más duro para obtener reconocimiento o llegar al mismo nivel que los demás.

“Es más probable que las personas que se identifican como LGBTQ digan que tienen que trabajar más duro que sus colegas para ser considerados profesionales legítimos y es menos probable que sus colegas crean que son percibidos como profesionales igualmente capacitados”, dijo Cech.

The Professional Opportunities Scale demonstrates how much less likely disadvantaged groups experience professional opportunities.
The Professional Opportunities Scale demonstrates how much less likely disadvantaged groups are to experience professional opportunities. Photo credit: Lexie Andrew

Los miembros de la audiencia compartieron sus experiencias con las desigualdades o el acoso junto con un debate encendido, compartiendo sus pensamientos y opiniones sobre el tema.

Cech habló sobre tres ideologías diferentes de cultura profesional en STEM que pueden crear desigualdades y formas de repensar estas culturas para disminuir la desigualdad.

Cech explicó que las culturas profesionales son las ideas que conectan una profesión y que los tres diferentes grupos de culturas eran esquemas de excelencia científica, despolitización e ideología meritocrática.

Los esquemas de excelencia científica se explicaron como un “criterio cultural” para ver cómo una persona “encaja” en el campo. Estos esquemas crean los sesgos y estereotipos que la gente ve en STEM.

“La despolitización es la creencia de que STEM es un espacio puro que no solo puede ser despojado de estas preocupaciones culturales y sociales, sino que debería serlo”, dijo Cech.

Eric Cech presents a graph, breaking down the percentage of different racial and ethnic groups have a bachelor's degree, a doctorate's degree, and those who are employed.
Eric Cech presents a graph breaking down the percentage of different racial and ethnic groups who have a bachelor's degree, a doctorate degree and those who are employed. Photo credit: Lexie Andrew

Sin embargo, Cech explicó que eso no es lo que sucede. Se tienen en cuenta las preocupaciones sociales y culturales, desde cómo se financia un proyecto hasta qué deberían estudiar los científicos. También se suma a la desigualdad al cerrar las conversaciones sobre la diversidad porque está “contaminada” por preocupaciones sociales y culturales.

La última ideología de Cech es la ideología meritocrática, que es la idea de que el éxito proviene del talento y la motivación. Las personas con esos ideales triunfan, y las que no, merecen su falta de éxito.

Sin embargo, algunos obstáculos y sistemas pueden impedir que algunos tengan éxito y culpar a aquellos que creen que no están trabajando lo suficiente o que no están motivados.

Cech explicó que, para disminuir la desigualdad en STEM, las personas deben tener una mentalidad de crecimiento en lugar de una mentalidad fija. Conocer a las personas podría no encajar en la profesión STEM estereotipada, hablar sobre cuestiones de diversidad y desigualdad y reconocer que hay un problema en primer lugar.